martes, 11 de mayo de 2010

¡ES UNA OBLIGACION AMAR DE OTRA MANERA!

Los psicoanalistas desde la década de los 40 nos han hablado del fenómeno de la repetición neurótica, aquella que nos somete inconscientemente al pasado, al discurso de los contextos familiares, institucionales o culturales que profetizan nuestro fortunio o desgracia. Pero también, el psicoanálisis ha trabajado en la liberación que permite desprenderse o desviarse de esta historia a partir de la psicoterapia, un despertar para ver con consciencia.
Abrir los ojos y mirar la propia vida, examinar la autoimagen que nos ha gobernado, la estima que ha dirigido nuestras relaciones, y los sentimientos que entrañan nuestras acciones se hace necesario para encontrar las respuestas del por qué y para qué vivimos insatisfechos, furiosos, frustrados e infelices; perdiendo el disfrute y goce del aquí y el ahora, y en el caso de ser padres y madres transmitiendo tal desdicha a nuestra descendencia.
Lo que reprochabamos a nuestros padres y madres, sin pretenderlo lo hacemos con nuestros hijos. Ahora bien, podemos repetir o liberarnos. Liberarnos implica no someternos a los discursos de los contextos que nos han rodeado, si te han dicho que no vales nada, que no sirves para nada... no necesariamente estás condenado/a a vivir desdichado. Si has vivido un trauma doloroso, no necesariamente estás condenado a sumirte en la drogadicción o prostitución, por ejemplo.
¡Tienes la obligación de AMARTE de otra manera! No es fácil, quizás en éste proceso no puedas solo/a, necesites apoyo psicoterapeutico, pero será necesario. Mucho más si eres un padre o una madre, o pronto asumirás esta responsabilidad y obligación de AMAR DE OTRA MANERA.
Publicar un comentario