viernes, 23 de enero de 2015

LA SALUD MENTAL PERINATAL ES UNA EMERGENCIA PUBLICA

¡Que mala madre!, grita la sociedad perversa e hipócrita.  Cavilo ahora, sin justificar la responsabilidad penal que deberá asumir como adulta quien arrebato la vida de una pequeña. 
 
Aun así,  expongo mi dolor como niña, mujer, madre y profesional  ante tanta emoción suelta e insensata con la noticia de hoy; emociones discursivas que solo son proyecciones de la sociedad herida y desamparada que somos.
 
Existe una línea tan delgada para saltar el "muro de contención" que nos pone en la tribuna de observadores, de jueces o de protagonistas de éstas historias tan dolorosas. "En el patriarcado todo el mundo esta huérfano de madre", exponía Victoria Sau; y creo que es así. A los hombres como a las mujeres les habitan monstruos sublimados y ocultos en la cloaca emocional, vestida y perfumada  que nos ha brindado el sistema que nos enseñó a sobrevivir en soledad aunque estemos rodeados de gente.
 
Gestados  desde el accidente, paridos en cortisol, criados  desde la sombra y la inconsciencia, alienados para obedecer y "ser alguien" anulando "lo que somos y deseamos genuinamente", educados y reprimidos para encajar,  produciendo para poseer, acumulando para sentir una falsa plenitud, idealizando el amor y  estilos de vida para soñar y huir de la verdad que se ocultó en un rincón de la psiquis y del alma...  Una verdad que grita y estalla cuando sin poder hacernos cargos de sí,  de nuestras carencias y deseos, nos lanzamos a la osadía de hacernos cargo de otro.
 
El ego colectivo, extensión del ego personal no atiende la esencia; diseña políticas, programas y acciones que no llegan al punto focal: sexualidad, parentalidad y tejido social; un continuum desatendido y desarticulado que confluye en la salud o insalubridad mental. 
 
Y en este continuum, la salud mental perinatal desestimada y poco abordada dejando a progenitores, cuidadores y cuidadoras, críos y vínculos sin el sostenimiento político, económico,  social y afectivo que brinde cimientos de salud mental para todos.

Escribí en una pasada cavilación: "El fracaso de una mujer madre en la vinculación primal es el fracaso de toda la sociedad, pues en ella y en ese instante esta contenida una muestra significativa del estado de salud mental del colectivo social que la arropa y se inserta dentro de ella"
Cada día hechos y noticias nos evidencian, que es una urgencia atender el por que y para qué se procrean hijos e hijas. Es una urgencia atender la casa física y sobre todo, la casa emocional que les albergará. ¿Con qué cuentan los cuidadores y cuidadoras para ejercer su rol? Acompañar y abordar la maternidad, la paternidad y los vínculos primales es una urgencia para atender las posibles psicopatologías puerperales o conflictos que subyacen, exacerbándose y dejando huellas en las nuevas generaciones ...

Cuando se mal trata, desampara, abandona o se aniquila;  el crío se convierte en el recipiente de lo que se lleva adentro. El crío no tiene culpa ni responsabilidad, solo es el chivo expiatorio de los dolores adultos. Restaurar la crianza patriarcal que ha sido insertada no es fácil, se necesita apertura para comprender y coraje para aceptar que el castigo físico SI DEJA HUELLA.

Identificar el mal trato y desatención, decidir no pegar es un paso mientras se aborda y se sana la herida dejada por el castigo insertado como estrategia educativa en la crianza patriarcal que esculpió quienes somos como sociedad adultocéntrica .. posteriormente  fluye el ser bien tratante, desde el respeto genuino y la salud mental restaurada. El respeto hacia la cría es reflejo del amor de si.
 
La violencia simbólica, social, económica, psicológica, sexual; sutil o abierta está calando las vidas. Todos y todas merecemos vincularnos desde una dignidad restaurada, desde el amor propio... nuestros niños y niñas se lo merecen.
 
Amor y Paz a los niños y niñas que gritan y lloran dentro de los cuerpos adultos,
 
Paz en la tumba a la pequeña cría que murió hoy ...
 
LILIANA CASTRO MORATO
Servicios Profesionales para la Salud Primal y el Bienestar Humano
about.me/lilianacastromorato
Contacto: 300 725 3852
 



 
 

viernes, 16 de enero de 2015

PALABRAS: NUDOS, ANCLAS O VIENTO. ¿Mamá por que hoy me quieres muerto?

Deseo compartirles una cavilación que parte de una situación vivida familiarSiente, para poner énfasis en la comunicación y sus delicados nudos emocionales
 
Mis críos crecen como crezco yo, el aprendizaje no termina y se teje silencioso en la cotidianidad de la vida.
 
Mi Amado y Valiente ya adolescente lo alientan otras conquistas; mientras que mis dos críos menores se acompañan entre sí en sus intereses cercanos como en las tradicionales discusiones entre hermanos, propias del carácter en formación que pone límites entre mis cosas y las vuestras.
 
Foto tomada de la web
Es así que en algunas ocasiones entro en la escena del "juego o disputa" para dirimir la situación: " ¿Qué pasa aquí? ¿Necesitan ayuda?"
 
Camila de 10: "Es que hay cosas que no deseo prestar - refiere sus marcadores y plastilinas de marcar -  y Resplandeciente las quiere, le he dicho que no; él es muy pequeño para usar de mis cosas que cuido además pues las deseo para el colegio, de lo demás le puedo prestar"
 
Miro a Resplandeciente y pregunto: ¿Qué pasa?
 
 
Resplandeciente de 6: Se acabo lo mío y quiero que me de más para jugar.
 
Camila: Pero yo lo cuido para mi colegio, no le quiero prestar más! Le dije que no gastará del suyo tan rápido pero ya ve. Que juegue con sus carros o haga otra cosa, dile por favor mamá!
 
He explicado a Resplandeciente el sentido y valor que da Camila a su material y un poco molesto al parecer ha comprendido en ese instante; sin embargo en un rato, al despiste de la hermana toma más de su material. Y ha vuelto el conflicto.
 
Le he hablado nuevamente  sobre cuidar el compromiso de no tomar las cosas de su hermana sin su autorización, máxime cuando ella lo ha solicitado. Pero también he propuesto jugar con sus juguetes y en el nuevo día buscar material para él en la papelería.
 
En mi discurso he usado una frase: " No seas tan vivo, respeta y espera"
 
El día nuevo ha llegado y con el nuevo sol; el llamado, la demanda y un enfado.
 
¿Qué pasa hoy Resplandeciente?  Luego del desayuno vamos a buscar lo prometido.
 
Mi pequeño ha llorado. Acompañándole y preguntando  un nudo en la garganta mirándome ha soltado:
 
"¿Mamá por que hoy me quieres muerto? "
 
Por un instante me he paralizado. ¿Muerto? ¿Cómo muerto, sabes que te amo?
 
Tu lo dijiste ayer: Que no este vivo.
 
¿Qué no esté vivo?!!! Hijo, No he dicho tal cosa. 
 
 Y sus hermanos al tiempo han intervenido: "Que no seas tan vivo....!"
 
La situación se ha dialogado, exponiendo el significado de la palabra usada. Es probable que en algún momento retomemos de su interpretación para seguir aclarando ese sentimiento y pensamiento que le invadió.
 
Y deteniéndome en la experiencia cavilo ahora:  CONFIANZA - EXPRESION - SOLUCION.
 
Sin miedo los niños y las niñas pueden exponer sus sentimientos y pensamientos de cara a las figuras parentales. Esa libre exposición esta sujeta a la confianza cimentada en el vínculo parental para saberse escuchado,  sentirse atendido y no censurado en una demanda a fin de brindar una solución. 
 
Es fundamental que las palabras y frases expuestas de padres, madres a críos no se queden instaladas como nudos o anclas en el alma, sino que sean viento que sople fuerte hacia sanos y libres rumbos.
 
He aprendido una lección el día de hoy!
 
Y usted;  puede cavilar y compartir su pensamiento a partir de esta experiencia vivida familiarSiente?
 
Les leo ahora,
 
LILIANA CASTRO MORATO
 
 
 

sábado, 10 de enero de 2015

CUIDAR Y CRIAR PARA LA PAZ

Inició el año 2015 y estamos frente a noticias que nos muestran un mundo cruel y violento. Cavilo entonces... ¿seguiremos creyendo que la paz vendrá desde una mesa de conciliación donde otros pactan acciones que germinan desde una base primal y comunitaria? 
 
No desestimo los pactos que encuadren lo político, social y económico de la población colombiana; pero estoy convencida que la política cotidiana de impacto para la paz o para la guerra se teje en los vínculos parentales y nidos familiares; y éstos hilos temáticos tan finos no se profundizan ni acuerdan en la mesa de conciliación que lidera el Estado Colombiano.
 
 
Se ha hecho una inversión social desde los diferentes entes gubernamentales, pero no se puede escatimar para invertir de manera contundente, sistemática y continua en una real política pública que transforme el cuidado, la crianza y la educación de nuestros críos. Pero para ello, sin duda habrá que invertir en brindar espacios que resignifiquen estos conceptos en las mentes y corazones de nuestra sociedad adultocéntrica. (Enlazo el que ofrezco de manera particular) 
 
Cuidar y Criar para la Paz, es fundamental. Casi imposible desde paradigmas patriarcales, desde las huellas y heridas que ha dejado éste modelo de relación en nuestra psiquis. Habrá mucho que arar y sembrar de nuevo.
 
Les invito a explorar mis Servicios y Contacto. En este nuevo año me dispongo a compartir charlas y talleres para cuidadores y cuidadoras en los diferentes escenarios donde se cuidan, crían y educan niños y niñas.
 
 
Gracias por seguir mis cavilaciones y acciones, 
 
LILIANA CASTRO MORATO
Servicios Profesionales para la Salud Primal y el Bienestar Humano 

 

lunes, 22 de diciembre de 2014

FELIZ NATIVIDAD

En éstas fechas decembrinas ando desacelerando, pausando y deteniendo ... para contemplar, descansar y no hacer nada, más que compartir con mi tribu para reNacer  con nuevas fuerzas en el momento preciso. Algunas noticias me hacen volver un momento pero mi descanso se extenderá hasta Enero del 2015.
 
La navidad nos invite a ese renacimiento interior que nos de esa fuerza oxitocina que se diluye rápidamente en los afanes y demandas cotidianas... a eso me he dispuesto este diciembre, no sin antes desearles lo más grato, amable, amoroso y honesto en este tiempo de falsas luces.
 
A las mujeres y familias que gestan nuevas vidas de seres humanos y humanas compartirles la frase de Bárbara Katz expuesta en esta postal; el próximo año seguiré a su disposición para acompañar.
 
 

Feliz navidad y fin de año 2014.
 

Liliana Castro Morato
Psicóloga, Educadora, Acompañante Perinatal - Doula, Consejera en Lactancia Materna
Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano
Contacto: 3007253852 Bucaramanga, Colombia.

viernes, 12 de diciembre de 2014

TRAS LA HUELLA DE PSICOPATOLOGIAS PUERPERALES...

En grave estado, recién nacido arrojado desde un carro por su mamá, es la noticia que registra El Tiempo el día 12 de diciembre del 2014 y recordé el conversatorio sostenido en la Universidad CES con las profesionales en Salud Mental; la Médica Psiquiatra Silvia A. Gaviria (Medellín) y la Dra. Gislene Cristina Valadares (Brazil) sobre Trastornos Puerperales en el marco del I Simposio Internacional de Salud Mental Perinatal.
 
Conversatorio Trastornos Puerperales
en el I Simposio Internacional de Salud Mental Perinatal
desarrollado en la Universidad CES - Medellín (Agosto 2013)
Tras la huella de Psicopatologías Puerperales, así titulé mi participación en éste conversatorio del que rescato una conclusión que tome en mis cavilaciones escritas a mano en ese momento y que aún permanece dentro de mi disertación: .
 
Así escribí:
 
"El fracaso de una mujer madre en la vinculación primal es el fracaso de toda la sociedad, pues en ella y en ese instante esta contenida una muestra significativa del estado de salud mental del colectivo social que la arropa y se inserta dentro de ella"  
 
Leer la noticia me conmueve pues seguimos invirtiendo poco o nada en la esencia de la salud mental, como es la sexualidad humana y la salud mental perinatal.
 
La importancia del empoderamiento integral de niños, niñas y adolescentes para que vivan una sexualidad gozosa y con sentido. Sin manipulaciones ni culpas y con claridades. El desenmascaramiento de la llamada educación sexual, la cual ha sido maquillada por los colores de la falsa moralidad y la religiosidad que no permiten la vivencia gozosa y responsable de la misma.
 
Los grandes tabúes y sombras que la arropan, que arrebatan derechos humanos, sexuales y reproductivos para que luego, la sociedad cargue en los cuerpos y vidas femeninas todo el castigo profesado en  sus dogmas.
 
Ante una noticia como ésta, y sin justificar la responsabilidad penal de la mujer; la sociedad juzga a la madre sin cuestionar los dispositivos en salud pública para favorecer la sexualidad; y en ella, la gestación, el parto, la interrupción del embarazo y la maternidad digna. Y sin hacer un llamado fuerte a los varones procreadores.
 
El crío requiere de cuidadoras y cuidadores sanos y lúbricos, dispuestos al disfrute parental. Pero, ¿Se hace cargo el sistema de salud de velar por proveer servicios de acompañamiento psicológico idóneo para ellos desde su decisión de concebir o desde su llegada tempestiva a la maternidad o paternidad?.
 
El mal trato a los infantes es el grito de auxilio de una sociedad adultocéntrica enferma, desafortunadamente... aunque cuando sobreviven y crecen los críos, la sociedad enferma dice que los enfermos son ellos!!
 
Seguimos tras la huella de psicopatologías puerperales...
 
... con noticias así, se devienen las cavilaciones aun en pausa navideña. Saludos Cavilantes.
 
Liliana Castro Morato
Psicóloga, Educadora, Acompañante Perinatal - Doula, Consejera en Lactancia Materna
Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano
Contacto: 300 725 3852 Bucaramanga, Colombia.