miércoles, 3 de febrero de 2010

NEFASTA CONSECUENCIA

¿Cómo puedes amar a otros sino te amas a ti mismo?
El buen Jesús habló sobre ello, dando la relevancia al AMOR como sostén de todas las cosas.
¿Acaso lo que nos rodea no es parte del otro, que merece el reflejo del amor que sentimos hacia nosotros mismos?
Pero "amar es más dificil que matar"...
RCN da propaganda a una nueva serie de televisión que lleva éste lema, pero no es solo Rosario Tijeras quien da vida a ese triste dilema humano, donde prevalece el thanatos sobre la ausencia de amor y la creencia equivocada que todo lo podemos controlar, manipular y mejorar con sólo el uso de la razón.
¿Ha podido el razonamiento humano detener o siquiera minimizar los efectos del calentamiento global? Expresamos nuestra queja, demanda, dolor, inconformidad pero no hacemos conciencia real del problema ambiental, nefasta consecuencia de la ausencia de amor propio.
El daño a la naturaleza y el medio ambiente, es una extensión del daño que a si mismo y a los seres amados hemos causamos de manera conciente e inconciente. Es como titulé, la nefasta consecuencia de pensar que por encima del afecto esta la ciencia, la tecnología y todo aquello que nos inventamos para llenar un vacío que no llena sino la presencia del AMOR en nuestra vida.
Generaciones atadas al desamor, al rechazo, al abandono, entre otros antivalores; que solo exigen y demandan, !como langostas! sin reparar, sin reconstruir, sin sanar, sin perdonar, sin crear.
Pueblo Colombiano y hermanos del Planeta, hoy aquejados del calor, !no creáis que ésto va pasar solo con una lluvia de verano!
Todo esto pasa con una trasformación profunda de Amor para con nosotros, y con TODO lo que nos rodea.
Compartía con mi Amado: " si tan solo dejáramos de lavar los autos, !cuánta agua potable ahorrariamos! "
Pero nuestro Ego engañoso y falso no nos permite pensar y actuar con sensatez.
Esto es un ejemplo mínimo de toda ésta autodestrucción que solo acabará cuando dejemos atrás la Omnipotencia propia de estados evolutivos tempranos y cuadros psicopatológicos, y se la otorguemos al que se la merece: EL AMOR.
EL AMOR ES DIOS. DIOS ES AMOR.
Publicar un comentario