sábado, 27 de marzo de 2010

¡BOMBAS DE VERDAD! Lejos del Juego nuestros infantes están.

Escribo mi protesta, no hay derecho a seguir involucrando a nuestros niños y niñas en esta cruel guerra de poder.
Esta semana leía en los diferentes blog temas como Israel y Palestina en el blog del Profesor en la Secundaria de JoseLu, y Estallar es bueno en el blog de José Luis Cano; y cavilaba sobre todo lo bueno y malo que se teje en nuestros pueblos, sobre cómo cada uno justifica sus razones para agredir al otro y la historia detrás de ellos avala sus razonamientos. Difícil liberarse de tal yugo, donde la fuerza, la crueldad y la violencia son las armas más ágiles para afrontar, liderar y ganar el poder.
Poder ..., poder de dominio, de territorio, de riquezas, de pensamiento, ¡de lo que sea!, subordinar al otro a nuestra voluntad es la meta. Traspasando los límites naturales de la vida en dónde la ética más que una ciencia de hombres, contiene valores universales que permiten a los hombres y mujeres mayor bienestar y goce en la convivencia.

Como padres y madres somos dueños de poder, subordinamos a los hijos a nuestros conflictos no identificados ni resueltos, e inseminamos y parimos, sin darnos cuenta del daño que causamos en la salud de ellos y del colectivo social. Ciegos adultos que abusando de ese poder, maltratamos, anulamos, alienamos, condenamos, matamos, transformamos lo vital en belicoso, la risa en llanto, el placer en represión, lo sano en enfermedad.

Tenemos el poder y sin conciencia, peor aún, creemos que tenemos la razón. Que por ser padres y madres no nos equivocamos, y si lo hacemos, nos hacemos los tontos, ¿por qué reconocerlo ante los pequeños? Seguimos viviendo y con ello sembrando dolor. No permitimos que ellos (los infantes) nos digan, nos reprochen, nos juzguen - con toda su razón -. Que nos digan "Señor" , "Señora" porque el Poder lo tengo yo.
Ese pequeño acorralado sin derecho a estallar como refieren los blogueros de JLC ¿que otra salida tendrán? Crecer y desquitarse, es lo más probable.. me entristece en gran manera, que ni eso harán ya.
Ahora la guerrilla colombiana en vez de dulces, bombas, payasos, aire libre y libertad; los engañan con paquetes y los hacen explotar!!!!!!
"Israel y Palestina" que cerca estás. En mi casa, en mi barrio, en mi ciudad. Guerra de poder entre los padres, los hijos, los hermanos, los vecinos, los partidos políticos, en todo lado ésta.
Descendencia de infantes y adolescentes llenos de traumatismos, y de ellos se llenan las filas de los que con violencia quieren ganar y mandar - guerrilleros, paramilitares, antisociales en general-, y si no somos los padres y madres los que truncamos el camino, el Sistema social lo hace con menos oportunidades para los que afortunados sobreviven y se quieren superar.
Cavilantes, los invito a ejercer en vez de poder y violencia .. AMOR. Amor quizás imperfecto, pero acompañado de consciencia nos permitirá vivir un poco mejor.
¡Los niños y niñas fuera de esta guerra!
Otro artículo que te puede interesar:
Publicar un comentario