domingo, 24 de enero de 2010

HASTA CUANDO, VICTIMAS DE PERSONALIDADES ANTISOCIALES? (segunda edición)

Todos los colombianos, apasionados o no del futbol, recordamos la noticia del 22 de diciembre del 2004 donde un antisocial disparó su arma repetidamente al cuerpo del Profesor Luis Fernando Montoya quien meses antes habia brindado gran alegria al pueblo colombiano ganando la Copa Libertadores de América.
Uno de los disparos afectó su médula espinal provocándole una tetraplejía; desde entonces, el entrenador de fútbol ha sido sometido a varias intervenciones quirúrgicas, superando día a día complicaciones médicas que le han llevado al borde de su existencia. http://www.eltiempo.com/colombia/antioquia/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-7022007.html
Exalto su valor, entusiasmo, capacidad de perdón, resiliencia, su afrontamiento a la adversidad, ejemplo para muchos quienes con una sana y buena condición física están afectados en su ánimo.
El Profe Montoya es uno de tantos colombianos y seres humanos en el mundo, víctima de las personalidades antisociales, hoy por hoy en gran aumento, en nuestra sociedad y en el mundo.

Ahora bien, en este aparte y continuando la linea de mis cavilaciones frente a los comportamientos agresivos, invito a revisar y cuestionarnos las etiologías de la personalidad antisocial que a diferencia de los psicópatas, individuos enfermos por su carga genética y temperamento predispuesto, existen en un alto porcentaje cobrando cada día vidas, malos momentos, en hogares, pueblos, ciudades, países y en el mundo entero.
Minimizemos el "zoom" de este problema, individual y social. Los individuos con trastorno de Personalidad Antisocial tienen una historia personal cargada de agresiones, fraudes, robos, irrespeto por el otro y las cosas de los otros, violaciones a las normas que inician desde su infancia y / o principios de la adolescencia. Estos comportamientos continúan en la edad adulta, personas impulsivas, despreocupadas, irresponsables, que no sienten remordimiento, ni culpa por el mal causado. Más bien lo justifican y aluden cinicamente sus argumentos convencidos de tales.
En internet, encontramos toda la información sobre tal trastorno , lo importante es cuestionarnos sobre cuál es la responsabilidad que asumimos como progenitores, orientadores, educadores, amigos, frente a los comportamientos impulsivos, compulsivos, egoístas, altaneros, demandantes de nuestros niñas y niños cada día.
Por que es totalmente claro, que si bien la predisposición genética está latente en algunas personas, es la FALTA DE AFECTO Y COMUNICACION, LAS INADECUADAS PAUTAS DE CRIANZA, LOS VINCULOS DESORGANIZADOS E INESTABLES; LA MALA EDUCACION Y LA FALTA DE ORIENTACION ASERTIVA Y EFECTIVA que damos a nuestros niños y niñas lo que detona y precipita desmedidamente dichos comportamientos disociales y antisociales.
Cuánta responsabilidad tenemos como madres y padres, educadores, familiares de brindar a nuestros infantes vínculos sanos, organizados, tener normas claras y hacer cumplir las consecuencias acordadas previamente, se nos ha olvidado abrazar, acariciar, jugar, escuchar a nuestros hijos, y pensamos solo en pagar una pensión escolar, que no les falten las cosas materiales, callarlos y controlarlos mediante los aparatos electrónicos Ipod, TV, PSP, Nintendo y tantos otros que poco aportan a su desarrollo. De esto hay mucho por cavilar y lo haré en otro apartado.
Con extremado pesimismo, encuentro que NO HAY TRATAMIENTO EFECTIVO para el Trastorno de Personalidad Antisocial y las Sociopatias, al igual que el Psicópata, EL PRONOSTICO ES DESALENTADOR.
Lo único que nos queda es prevenir, identificar nuestros conflictos individuales como hombre/padre, como mujer/madre, nuestros conflictos como pareja, cuáles de éstos afectan la relación con los pequeños y / o adolescentes revisar nuestros vínculos con los hijos, repararlos si es necesario mediante Psicoterapia, revisar cómo educamos, cómo formamos en ellos valores y criterios para la vida, en fin, ser padres y madres más competentes y más cercanos a ellos.
Porque no queremos que nuestro hijo e hija dispare contra el cuerpo de "otro profesor Montoya", ...o si?
JESUCRISTO REPARE NUESTROS CORAZONES, Y TOME LAS VIDAS DE NIÑOS Y NIÑAS CON TALES DIFICULTADES DE COMPORTAMIENTO. SANE NUESTRA CASA NUESTRA CIUDAD. EL TODO LO PUEDE. PARA EL NADA ES IMPOSIBLE. DIOS LOS BENDIGA.
Publicar un comentario