miércoles, 3 de marzo de 2010

NIDO DE AMOR: Septima parte. LACTANCIA MATERNA

AMAMANTAR ES DAR ALIMENTO Y AFECTIVIDAD.
 
AMAMANTAR ES AMARNOS A NOSOTRAS MISMAS Y TRASMITIR ESE AMOR A NUESTRA DESCENDENCIA.
La lactancia materna es una hermosa oportunidad para brindar a nuestro bebé no sólo un alimento que provee todas las cualidades nutricionales necesarias, sino la seguridad, confianza y sostenimiento emocional básico para estructurar su salud mental.
 
 
Es en éste momento en que nosotras mujeres - madres desempeñamos el rol más importante y trascendental. Las tres condiciones enunciadas por Winnicott (la provisión ambiental, la preocupación maternal primaria y la continuidad existencial) son fundamentales para el desarrollo de un bebé sano y sobre todo feliz.
 
Pero si éstas condiciones están interferidas por: inmadurez emocional de los progenitores, problemas conyugales y disfunción familiar, ignorancia frente al cuidado del bebé, emociones negativas como el rechazo y la ansiedad entre otros aspectos; el desarrollo físico y emocional del neonato está en riesgo y se debe buscar ayuda y apoyo profesional.
 
Al nacer el bebé es probable que sientas ansiedad y mucho más cuando no se ha tomado la decisión libre y consciente de la maternidad y además no te has informado idóneamente para ello.
 
Ante ésta falta de empoderamiento sólo puedo sugerirte ahora que respires, te tranquilices y creas que tienes todo para suplir las necesidades de tu bebé. Aunque parezca que no salga leche de tus mamas, saldrá!!!
 
Evita salir corriendo a tomar un biberón, a comprar leche de fórmula, con tranquilidad puedes dar TODO lo que necesita tu recién nacido.
 
A aquellas mujeres que comienzan su embarazo o aún están embarazadas, les recomiendo NO compren biberones y si lo han hecho, deshacerse de ellos es un buen principio para la instauración y el goce de la lactancia.
 
Todas somos capaces de amamantar, es un error pensar que no darás suficiente leche a tu bebé, no importa el tamaño de tus senos, eres mujer y estás dotada para ser madre. Si compras biberones, estás enviando un mensaje claro a tu psiquis de bloquear la producción de leche!!
 
A continuación escribiré 20 consejos para una Lactancia Exitosa. Recuerden: " En cualquier rol que desempeñes eres sustituible, sólo en el rol de madre tienes toda la exclusividad"
 
1. Realiza un baño general diario, donde palpes y verifiques que estén blandos (sin acumulación de leche). El agua tibia y los masajes los descongestionaran. Nada de pasar peinillas que harán estrías en tu piel.
2. Antes de amamantar lavase bien las manos, los senos no se deben lavar con agua y jabón ni antes ni después de dar de comer al bebé. Una simple gota de leche materna lo mantendrá limpio.
3. El niño debe estar limpio y seco para ser amamantado. y TU también, cómoda y radiante como cuando vas a una cita con tu enamorado.
4. El bebé debe estar descubierto mientras lo lactas, así evitarás que se duerma y tendrás la oportunidad de sostenerlo y vincularte estrechamente con él. Disfruta este momento, trasmítele todo tu afecto. El siente todo de ti: tu mirada, tu respiración, tus emociones... es un momento mágico!!
No restes importancia al contacto afectivo, ni dejes esperando a tu bebé para ser lactado. Aunque sea probable que aún estés maltratada por la cesárea o el trabajo de parto, tu preocupación maternal primaria aportará la energía para disminuir las esperas y así el bebé no tendrá angustias y ansiedades de abandono que pueden ser catastróficas para su estabilidad emocional.
5. Adopta la posición más cómoda, encuentra la tuya.
6.Haz extracción de una pequeña cantidad de leche y aplícala en el pezón antes y después de amamantar el niño. Esto desinfectará y sanará fisuras en tu pezón.
7. Ventila tus senos para evitar la humedad y por tanto la proliferación de bacterias (infecciones).
8. Si durante los primeros días la Lactancia ha provocado fisuras y dolor en los pezones. NO SUPENDAS LA LACTANCIA, esto sanará, trátalos con la misma leche materna y espera, sin desamparar a tu bebé.
9.Cuando la lactancia es exclusiva y a libre demanda (ideal hasta los 6 meses), el niño no necesita recibir agua ni jugos. Quizás en climas de extremo calor bríndale una cucharadita de agua en su boca, pero ten presente que la leche materna suple las necesidades nutricionales de líquidos que el bebe necesita para crecer sano, fuerte y protegido de enfermedades y alergías. La lactancia también es un valioso medio de protección para su salud psíquica.
 
10. Para mantener la producción de leche, la madre debe dar a libre demanda, estar tranquila y descansar lo máximo posible. Es importante que el compañero o esposo apoye a la madre en el oficio del hogar y el cuidado de los hijos mayores si los tiene.
Tu preciosa madre, debes estar concentrada en tu bebé y no privilegiar al marido, el trabajo, la profesión, la vida social, etc. dejando al bebé relegado de tu atención y dedicación. Tu papel es imprescindible.
 
11. La alimentación a libre demanda consiste en que si el bebé pide cada hora, cada dos horas, se le debe amamantar. No es que no te esté bajando leche y quede con hambre, no te desesperes a darle leche de pote, ésto causaría estragos!!! Lo que pasa es que el bebé está necesitando más nutrientes para crecer sano. Y si pasa más de 4 horas sin comer se le debe despertar para alimentarlo.
 
12. Mientras el bebé se amamanta, su cuerpo debe estar pegado al de la madre sin que tenga que extender o girar la cabeza para comer.
13. Coloque al niño al seno hasta que lo desocupe (mínimo 15 o 20 minutos) y páselo al otro seno. En la próxima toma inicie con el último seno que ofreció en la toma anterior. Si se te olvida, usa una cinta alrededor de la tira del brazier que te recuerde cual fue al finalizar de amamantar.
 
14. Para retirar el bebé introduce el dedo en la comisura de la boca para que el pezón se deslice suavemente hasta quedar entre las encías. Así tus senos no se dañarán.
15. Dejar de amamantar en forma abrupta o interrumpir temporalmente la lactancia materna puede desarrollar complicaciones como congestión mamaria, mastitis o abscesos mamarios. Si por alguna razón el bebé no puede mamar o usted no puede darle seno al bebé, efectúe masajes suaves en dirección al pezón y realice extracción manual de la leche con la misma frecuencia como si estuviera amamantando.
 
16. El que su bebé chupe o succione todo lo que encuentre no es señal de hambre. Recuerde que los bebés nacen con un instinto bien fuerte de succión. La mejor forma de saber si se alimenta bien es si el lactante aumenta apropiadamente su peso y talla.
El uso de chupos, chupetes para calmar la ansiedad, desde mi punto de vista no es apropiado. El bebé que es sostenido por su madre, acogido, superará prontamente las ansiedades. Poner un chupete es como tapar la boca al único canal de expresión de sus emociones. Evita hacerlo!.
 
17. La alimentación de la madre debe ser sana y variada, no debes ingerir alimentos irritantes y de difícil digestibilidad, evitar el exceso de condimentos y de leche de vaca. La ingesta de líquidos debe ser mínimo 8 vasos diarios de agua. Jugos, aromáticas y caldos no deben faltar en la dieta.
18. No tome medicamentos sin consultar al médico. Evite el café, las gaseosas, el alcohol y el cigarrillo.
 
19. Busque un lugar tranquilo dónde amamantar. Este momento debe ser tomado con seriedad y no a la ligera. Dedíquele tiempo y paciencia a su bebé, arrúllelo, háblele, bendígalo, sosténgalo entre sus brazos y demuéstrele con caricias todo su amor. Tómese el tiempo de estar con él y no lo aparte de su lado. Es importante que se sienta amado, seguro y confiado.
20. El apoyo del padre hacia el amamantamiento es fundamental para su éxito. El padre es quien debe animar a mamá, protegerla y ayudarla en el cuidado de la nueva personita.
Que bien haríamos a la sociedad si cumpliésemos con amor la tarea de ser Padres y madres.
 
Liliana Castro Morato
Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano.
Psicóloga, Educadora, Doula y Consejera para la Lactancia Materna. Acompañamiento Profesional en cada momento vital.
Móvil 300 725 3852

Publicar un comentario