viernes, 17 de septiembre de 2010

SENTIMIENTOS INFANTILES: Un dibujo puede expresar más que mil palabras.(2)

Organizaba hoy los gabinetes del closet donde están mis álbum de fotos y recuerdos. Entre ellos, guardados celosamente las notas afectuosas y algunas demandantes, dibujos y detalles de mis hijos. Me detuve un momento a leer una que he guardado con especial afecto.

Era febrero del año 2004, David tenía 3 años 6 meses cuando dibujó esta familia. En aquel momento lloré de alegría y emoción, y aunque no lloro ahora , la emoción visita mi pecho y una sonrisa ilumina mi rostro.

Un niño a esa edad expresa muchas cosas, algunas no tan claras, como lo pueden decir sus dibujos sin titubeos.
Allí él se dibuja de primero y más grande, algo normal en su proceso emocional y cognoscitivo, a los 3 años es díficil aceptar la perspectiva del otro y descentrarse. Además a la fecha era hijo único, el centro de las miradas y afectos de todos en el ambiente familiar.

En el dibujo como en su vivencia, mamá a su lado y la aceptación maravillosa que dentro de ella se gestaba su hermanita! Aunque no la veía fisicamente, su hermana estaba allí. Y David la veía dentro de mi. Ese era el motivo de mi gran alegria. En ese tiempo contaba con 3 meses de gestación y se abria un camino de vinculos orientados hacia la hermandad y el compartir.

La Familia, mamá, papá (grande en tamaño denotando su significancia y rol), la niñera, su hermanita y él; se proyectaban en el dibujo con expresiones afectuosas y llenas de expectativas frente al pronto nuevo cuadro familiar en donde él no sería ya el centro único de la atención, aspecto muy favorable para su desarrollo.
Las precisiones como brazos, cabeza y tronco unicos, pies/piernas, etc; simples y sin detalles eran propias de su corta edad y su desarrollo cognitivo.

La relación comunicativa proyectada en el orden secuencial de los dibujos: yo le hablo a mamá, mamá convence a papá, y papá manda a la niñera; nos brindo luces. Haberlo visto en ese momento nos ayudo a mejorar algunos aspectos en la convivencia.

Los dibujos pueden expresar más que mil palabras y en los niños, los dibujos como los cuentos nos abren la puerta a conocer y comprender sus emociones.

Publicar un comentario