viernes, 23 de marzo de 2012

Una Rosa tiene mi Nombre en la Revolución de las Rosas

Bella y llena de amor propio
así frente al espejo siempre.
Te ama, Mamá 

Cada año renuevo este compromiso escrito en el mes de Marzo del año 2.012. Luego de más de tres años persevero silenciosa, sin prisa pero sin pausa en ésta acción para visibilizar, nombrar y poner mis granos de acción contra toda Violencia hacia las Mujeres a partir del emPODERamiento de ellas mismas con amor propio y autoconocimiento.

Adhiero mi nombre, mi voz y mi accionar para decir CLARO Y ALTO:

" NO MAS VIOLENCIA EN LOS PARTOS DE LAS MUJERES
 Y LOS NACIMIENTOS DE NUESTROS HIJOS E HIJAS"

 Lo expongo no solo en mi rol de gestión y activismo social de una Fundación Sin Animo de Lucro, sino como mujer, madre y profesional de Psicología por el impacto evidenciado de la violencia obstétrica en cada uno de mis roles.

Por la historia vivida, también las compartidas de otras mujeres  y por el deseo de historias vividas de una mejor manera en ese especial momento del parto y el nacimiento de nuestros hijos e hijas.

Por lo que  ahora sé, que antes desconocía y me hacia seguir "obediente como oveja al matadero" tras la voz del "buen pastor". 

Metáfora del mundo que convierte lo natural en artificial, que a la salud la enferma, que a lo diferente lo aliena... en fin, todo en pos del poder, el consumo y el capitalismo fuera de control que encuentra tierra fértil para sus planes dado la deshumanización que habita en el espacio intimo como público.

Mi nombre en esta Revolución de las Rosas (Acción Mundial) se adhiere  porque deseo profundamente que si mi hija opta y decide ser madre:

Decida BIEN INFORMADA cómo, dónde, con quién va a parir a su bebe.

Lo anterior incluye también el deseo de una cesárea si así fuere necesaria. Pero que sea consciente y humanizada.

Por si me invita, NADIE me lo impida.



Si desea parir de pie, acurrucada o en otra posición sea LIBRE!

Que cante, dance, ría, lloré, grité, gima sin sentir vergüenza y lejos de señalamientos...

Si desea que su pareja la acompañe, la pueda besar, abrazar, tocar, acariciar durante su trabajo de parto, parto  y post parto, que pueda ella  sentir su compañía sin que nadie ose dejarlo tras la puerta  ...

Que el entorno de su momento de  parto le permita fluir e inundarse de  ENDORFINAS Y OXITOCINA... re encontrarse con esa Loba Mamífera Mujer que habita salvaje en cada una de nosotras...


Que su parto sea placentero, lúcido, consciente, libre y SEGURO.
Que su cesárea si así fuere necesaria, sea humanizada y nadie le robe los primeros momentos de contacto y re-encuentro entre ella y su cría ...

Que cuando nazca su hijo, pueda verlo, tocarlo, olerlo, contemplarlo, que pueda amamantarlo y brindarle su piel inmediatamente...


DE AMANDA GREAVETTE

Que su placenta salga fluida y orgásmica sin maltrato dado la oxitocina que invade su cuerpo....

Que ella sea consciente de todo y se empodere de su sexualidad gozandose minuto a minuto en este evento tan importante para ella y la nueva generación que nace.
 


 Que NADIE le robe SU Experiencia,

Que  ella sea la protagonista de SU parto ....
 
DE AMANDA GREAVETTE

 Si mi hija desea y decide ser madre, que lo sea muy lejos del patriarcado obstétrico y la omnipotencia médica que hoy prevalece en clínicas y hospitales.  Que le rodeen las personas que ella invite y que sean personas conscientes de su derechos sexuales y reproductivos conciliadores de éstos con la evidencia científica. 


También adhiero mi nombre en esta Revolución de Oxitocina por la experiencia que deseo para mis hijos como Padres, porque ellos también tienen derecho de ser partícipes e invitados principales del nacimiento de sus hijos....


Hoy es un día para firmar por una VALIOSA SEMILLA de la transformación social,

por los partos propios que quizás no fueron tratados en dignidad y respeto,



por los partos de nuestras mujeres,  hijas, hermanas, primas, amigas...




por los nacimientos de  nuevas generaciones para que desde el primer respiro sean tratados en dignidad, respeto, llenos de oxitocina y no de cortisol.


  
Es tiempo de firmar para que las vinculaciones humanas tengan la oportunidad de nacer en resiliencia y calidez.

Es tiempo de firmar por una mejor manera de parir y nacer.


Si me lees y deseas puedes adherirte a esta acción por el derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencias en momentos tan importantes de su sexualidad femenina que impactan su cuerpo, su psiquis, los vínculos y la salud de las nuevas generaciones, firma conmigo:  

Saludos para todos y todas!

LILIANA CASTRO MORATO
Psicóloga en CASA PRIMAL
SALUD PRIMAL Y BIENESTAR HUMANO S.A.S
Consultoría, Proyectos, Acciones, Educación.
Contacto: 3165430801
Bucaramanga, Colombia 
Publicar un comentario