lunes, 12 de marzo de 2012

AHORA SOY MADRE DE UN PRE ADOLESCENTE SIN ETIQUETA ALGUNA


Con ustedes he compartido los dilemas de los que fui presa para no asumir la primera parte de la historia como madre de mi primer hijo. A quien diagnosticaron con TDAH desde sus 6 años siendo evidentes sus síntomas; no obstante sin explorar, valorar y sobre todo intervenir nuestra vinculación afectiva, eje -pilar de todas sus conductas.

Luego de un poco más de 3 años aceptando tal diagnostico con la intervención tradicional dada para ello. Cierta parte de mi se cuestionaba e intuía sabiamente que estaba en el camino equivocado. Agradezco a las personas en la distancia y en la cercania que avivaron aun más ese despertar interior y el llamado para asumir la historia de los dos.

El camino cada día es más claro, hay como la vida misma situaciones, sentimientos y emociones de todos los colores; pero ya la consciencia despierta y la decisión de avanzar sin mal trato, sin etiquetas hacia el respeto, la aceptación, mejorando vinculos y comunicación; acompañandole en su proyecto de vida libre de mis expectativas y de las expectativas de una sociedad estandarizada va trayendo nuevos dias llenos de sol.

El 2.012 nos ha traido conversaciones llenas de sentido, ojos mas brillantes, sonrisas espontáneas, nuevos retos, planes personales y familiares.

No se dislumbren, pensando que todo es perfecto! Claro que no, estamos vivos!!!

Aun se debaten pequeñas cosas identificadas como naturales y no partes de un trastorno. También se acuña que  el transito de niño a  adolescente tiene su sensibilidad especial. No solo para él, sino para mi y la familia entera.

El control, resaca de la cultura y educación tradicional que somete, domina y aliena es un reto personal de cada dia. Se ha perdido tanto tiempo en ello!! Pero ahora se trata de cultivar en momentos sinceros para los dos, para los cinco, para mi, para todos.

Quedan huellas en la memoria de viejas palabras que en afanes propios de "hacerle mejor niño", "un niño normal" mermaron su autoestima.

Ayudarle desde el discurso sincero y espontáneo a re - construir ¿quien soy yo para mi madre? ¿quien soy yo para mi familia? ¿quien soy yo para los demás? pero sobre todo ¿quien soy yo para mi? es fundamental. 

Y el TDAH? Le hemos  dicho adios. Sus sintomas han mejorado mucho, está en un nuevo colegio y los resultados de su aprovechamiento escolar son buenos. Pero sobre todo, está pisando la puerta de la  adolescencia mas sonriente y tranquilo, sin medicación alguna.

El está reorganizando sus afectos, sus relaciones, viviendo su crecimiento por fuera y por dentro!

Yo, retirando de tanta y cuando escribo tanta, es tanta... energia psíquica de su vida, comprendiendo los procesos, dejando fluir sin enfrentamientos, esperando el momento preciso y oportuno para conversar si fuese el caso,  reconociendo equivocaciones  pero sobre todo RENUNCIANDO A CAMBIARLO A MI ACOMODO Y DEJANDOLE SER EL.

Tengo a una persona muy especial, una profesional diferente que demoré en encontrar que me acompaña en mi camino.  Aun no dejo de llorar un poco si recuerdo algo del pasado, pero me siento más liviana al estar a su lado sabiendole que no es un niño con TDAH, sino que es un niño, que es mi Hijo Amado y Valiente.

Les comparto entonces, que soy Madre de un Pre adolescente sin etiqueta alguna que me enseñó que lo más importante no es aprender sino desaprender.

Mi experiencia es mia - es nuestra -, por favor no generalicen.

Los sintomas del TDAH existen, yo los ví como madre sin mencionar que también los he visto como profesional. Pero sepan que NINGUNA CAUSA PROPORCIONA UNA EXPLICACION TOTAL.

En algunos casos, es alivio pensar que la neurofisiología supuesta para estos síntomas es la causa unica, en muchos casos sin evidencia real alguna.

Esta explicación abusiva nos alivia momentaneamente, pero tambien nos ciega y nos impide ver otras posibles causas o precipitantes, verdaderas raíces del malestar.  

Pasamos la página.




Publicar un comentario