sábado, 11 de julio de 2015

EL SINTOMA NO ES EL PROBLEMA

El síntoma aqueja o armoniza, entra en conflicto o  es cómplice del YO sufrido, agonizante, maquillado, fantasioso, activista, guerrero, iluso, demandante... en fin, neurótico.

El síntoma te llama o te distrae hacia el verdadero lugar donde habita su foco, su gran verdad.

Pero buscamos ayuda para acallarlo, ocultarlo, adormecerlo,  justificarlo o enaltecerlo... cualquier acción para hacerlo a un lado o de nuestro lado sin verle a lo ojos de la Psique, sin escuchar verdaderaSiente, sin darle nombre, sin comprender su historia.   

¿Y quien se hará cargo del síntoma?

¿Quién lo ve?
¿Quién lo sufre?
¿Lo ves acaso tu?
¿Lo sufres tu o lo sufren quienes rodean tu sintomática vida?

El síntoma no es el verdadero problema. Mira cerca y adentro.

La sociedad está plagada de síntomas neuróticos y de ellos profundas, grandiosas y  múltiples problemáticas.

Como zombis respiramos sin vivir, nos perfumamos sin limpiarnos, pagamos y compramos sin sentir.
Si hay un acto político y transformador es hacernos cargo de sí, de nuestros pedazos rotos de historia; así y solo así sumamos honestaMente coherenteSiente con la sociedad que queremos para nosotros y nuestros críos. 

Esto requiere abrir las ventanas de nuestra consciencia,  respirar hondo y tener el coraje de mirar cerca y adentro.

Encontrar el conflicto, reconocer la herida y resignificar el dolor... #Psicología



Saludos con fuerza oxitocina!

Para consultoría, programación de conferencias, charlas o talleres contactar a continuación.


LILIANA CASTRO MORATO
Contacto: 300 725 3852 Bucaramanga, Colombia  
   
Publicar un comentario