lunes, 23 de abril de 2012

LA ROSA DE ISABEL: Feliz Dia de Saint Jordi

Hace dos años una bella mujer me regalo una rosa, hoy quiero decirle que su rosa ha dejado semillas y ha brotado un nuevo y floreciente jardín.
GRACIAS ISABEL
Hasta hace dos años conocí por una bella mujer la Celebración del Día de San Jorge; su mensaje a través del blog de Jose Luis Cano me encantó y hoy la recuerdo especialmente. Una de las rosas compartidas fue para mi, de cierto la rosa y el mensaje caló en mi corazón.

Deseo hoy compartirles esa historia, saludando con especial cariño a todos los blogueros del Blog Psicodinamica y Humanismo de Jose Luis Cano; y también a los Cavilantes, amigos y amigas que siguen este Blog.
La Historia de Isabel fue contada asi: 
   
Permitidme que os explique un cuento.
Si es demasiado cursi, lo siento, pero es que me he levantado así.
No me lo tengáis en cuenta, ¿vale?
Hoy es 23 de Abril, fiesta de Sant Jordi,
famoso matador del dragón de cuya sangre (la del dragón) brotaron la rosas del amor.

Durante mucho tiempo intenté matar yo a mi dragón, pero él no se dejaba.
Yo creía que sin él sería mejor persona y más feliz,
pero los intentos sólo traían dolor. Entonces lo enjaulé, y sus coletazos y los mordiscos con que torturaba sus barrotes casi me volvieron loca.

He aprendido a convivir con él,
y resulta que es muy simpático.
No, si en el fondo siempre lo había apreciado, le tenía mucho cariño,
pero te engañan,
te dicen que con el dragón de compañía no podrás subir hasta el cielo, que te ata a la tierra.
Pues no es verdad, porque mi Fafnir (sí, ése es su nombre)
tiene unas alas, chiquititas, que le permiten volar.
No mucho pero lo suficiente.
Eso sí, no puede ir demasiado cargado,
tiene que dejar su lastre en el suelo y entonces sube y sube, hasta las nubes.
Después vuelve a bajar, aún no tiene gran autonomía, pero va aprendiendo.
Tiene mal genio, a veces ruge y echa fuego por sus fauces, pero nunca llega a morder.
Cuando se le pasa, se enrosca feliz al sol y disfruta de su vida reptil.

Esta noche le he visto en un sueño.
Tiene preciosas escamas verdes, una cresta roja, ojos azules como zafiros que brillan intensamente. Sonreía y al hacerlo mostraba sus blancos y afiladísimos dientes.
Entre sus patas delanteras traía un enorme montón de rosas.

- Mira, - me ha dicho – yo no necesito derramar mi sangre para que de ella nazcan estas flores.
Allí, en un rinconcito de mi cueva bien aireado y soleado, ha crecido este rosal.
Aquí tienes la cosecha de esta primavera. Dásela a quien quieras.

Eran todas preciosas. Las he empezado a separar, a ver:

Una para José Luis
Una para Pandora
Una para Perrosinrabo
Una para Liliana y otra para LiliCastroMorato (¿eres una o sois dos? Por si acaso, dos rosas)
Una para Juan Soto y otra para Juan (por si no son el mismo)
Una para Brown
Una para Nestor
Una para Nexus
Una para Ismag
Una para Judith
Una para Tempero
Una para José Sánchez-Cerezo de la Fuente
Un montón para los Anónimos, que vayan cogiendo cada uno la suya.

BELLA ISABEL, Deseo enviarte hoy una rosa de la cueva de mi dragón, tu Fafnir permitió que me diera el placer de conocer el mio, al que negaba.



Ya puedo hoy llamarle por su nombre "Pamela" y juega con la niña interior. En ocasiones aún emite fumarolas pero puedo conversar con ella logrando que  identifique sus sentimientos, los viva pero sin quemar a nadie y mucho menos a los que ama.


Debo confesar que sus fumarolas internas aún queman algunas hojas del rosal, pero aun asi el jardín florece en aquella cueva interior. Pamela y Liliana son amigas!
De ese Jardín nació la Fundación Camino Claro y ahora comparto rosas, una especial va para ti Bella Isabel.
Saludos para todos y todas!

Publicar un comentario