sábado, 16 de marzo de 2013

"LA MUJER ES LA QUE HACE EL HOGAR"

Una frase tan común en los consejos de abuelas, entre madres, la dicen los hombres para sujetar a las mujeres y hasta justificarse;  y es dicha en consultorios psicológicos!
 
Pues bien, he cavilado en ello sentidamente por éstos días y encuentro en esta frase elementos manipulados por el constructo patriarcal tejido en la cultura y la sociedad que deseo compartir para enriquecernos mutuamente si decides participar en este hilo.
 
Uno. El hogar lo construyen todos y todas los que en él habitan.
 
El hogar, concepto usado para designar el lugar donde el individuo o un grupo habita, creando en ellos la sensación de seguridad y calma (a diferencia de casa que solo cobija la vivienda física). Es un espacio construido por quienes lo habitan, especialmente de los adultos que han "decidido" hacer este nicho, un nido de amor y respeto o un nido de vivoras en consecuencia a sus estados internos o su salud emocional.
 
En tal sentido, no es la mujer la que hace el hogar sino todos los que en él habitan.
 
Dos. Confusión entre conceptos y roles tradicionalmente impuestos a la mujer.
 
Mujer Madre.
 
Si bien nuestro cuerpo de mujer esta dotado naturalmente para ser madre, bien sabemos que las mujeres damos muchos y diversos frutos. Y parir hijos e hijas  más que una condición natural, es  una decisión  o debería serlo si empoderadas/dos de nuestra sexualidad femenina ( y masculina) eligiéramos con  consciencia sobre tal ocupación con sus costos y disfrutes. 
 
Ahora, no es la maternidad en si misma la que debe ser presa  de los ataques feministas y patriarcales. Pues es a través de este proceso donde nos formamos todos los seres humanos, y por ende debe ser un proceso cuidado, respaldado y honrado para aquellas mujeres, quienes en su libertad de derechos sexuales y  reproductivos decidan gozosa y comprometidamente  sembrar a favor de la humanidad en una nueva cultura de cuidadania y respeto junto a los hombres sabedores de su rol paternal.
 
La cultura patriarcal más alla de lo que exponía literalmente Simone de Beauvoir: "fabrica mujeres para que sean madres";  fabrica hombres y mujeres con profundos sentimientos de abandono, desamparados, heridos en su confianza básica que al convertirse en padres o madres perpetuan el patriarcado en sí mismo, pues lo llevan impreso en su psiquis y en su cuerpo.
 
Además confunde conceptos y desvaloriza la maternidad abandonando la discusión y la lucha por contextos, políticas públicas y condiciones que la protejan.
 
Mujer Madre Criada.
 
La crianza y el cuidado de la cría si bien en aspectos como el amamantamiento es una acción exclusiva de la sexualidad femenina antipatriarcal en su naturaleza. Es en otros aspectos, una tarea hecha en tribu, que requiere por tanto la consciencia y atención de los que rodean la cria (hombres y mujeres, padre y madre)
 
Sin embargo, se confunde a la que cría con la criada y se sujetan las tareas del hogar al genero femenino en casi su totalidad.
 
Patriarcado astuto que ha teñido la sexualidad maternal de domesticación, deberes, obligaciones afeando el compartir humano en su cimiento, cuando ésta es poder,  transformación  y belleza.  
 
En la que cría (mujer) o el que cría (hombre) desde la decisión y el placer de compartir la vida y su bienestar con un nuevo ser y se complace en tal ocupación, está la transformación social.

Sin embargo, la ocupación de padre y madre especialmente en este tipo de sociedad,  tiene un precio y es la afrenta al propio egocentrismo cuya competencia está en los ofrecimientos del patriarcado que dice que es igual teta que tetero, brazos que coches, hogar que guarderia, entre muchos otros ejemplos que simplemente buscan su perpetuación desde la simiente en las huellas y heridas primales de la primera infancia que hacen a los seres humanos vulnerables y no resilientes.
 
En tal sentido, es de alta ocupación y preocupación educar en el empoderamiento de la sexualidad y adjunto aquí un precioso post de Ileanna Medina "Los bebés no son como nos lo contaron"  para que a nadie se engañe, la maternidad y la paternidad requiere disposición y entrega más no desde el sacrificio sino desde el autoconocimiento propio de la humanidad que nos habita.  
 
Mujer Sexy Madre Antisexy 
 
Revisemos por ejemplo, las propagandas televisivas y digitales de lactancia materna, en la mayoria datan mujeres indígenas, en pobreza, austeras por necesidad mientrás a las mujeres citadinas, "civilizadas" en la "vanguardia" las muestran con teteros y leches de fórmula...
 
A la madre la asociamos con el descuido de sí por  la  demanda de su cría, en total soledad.

 Un refrán popular puede ilustrarnos esto: "mujer parida ni bien comida ni bien vestida"  y a ella también le achacan las infidelidades de su compañero por causa de su falta de sensualidad.... ¡¡¡¡¡Mentiras patriarcales que ha construido como verdad mal tratando y violentando a las mujeres y a la esencia de la humanidad!!!!
 
Tres. Por último, si bien la mujer es la tejedora de vínculos primales esenciales (mujer - bebé en útero y como cuidadora principal al nacimiento y durante el amamantamiento)  es la sociedad en su conjunto la llamada a restaurar la cuidadania y ella misma su amor propio.

 
Publicar un comentario