miércoles, 9 de junio de 2010

ENAJENACION, FUTBOL Y MAS

De fútbol, se muy poco. La verdad en ese tema mi abuela Candelaria Isabel, mi padre y mi hermano saben mucho mas que yo. Y ellos como muchos colombianos y personas en el mundo están a la expectativa del Mundial que inicia este viernes 11 de junio.
Confieso que alguna vez disfruté algunos partidos de fútbol en el Estadio Metropolitano de la hermosa Barranquilla y no niego que la adrenalina recorría mi cuerpo, pero no sólo por el gol que hacen con tanto esfuerzo los jugadores, sino por todo lo que conjugaba ir al estadio acompañada de amigos y amigas, la alegría, el sonido de la tambora y la gaita a mi espalda (ritmo que me fascina), el compartir y bueno todo ese encuentro maravilloso de gente que se aprecia y se mezcla con un deporte. Y creo que eso era lo que más emocionaba: ¡compartir y pasarlo bien!
No soy hincha de ningún equipo en particular, pero admiro la trayectoria y disciplina de algunos deportistas del fútbol, que ven el deporte con profesionalismo y como fuente de realización para sí y sus familias.
Sin embargo, en general el fútbol me trae cierto sabor a irresponsabilidad: irresponsabilidad frente a sí y a los otros. Y les cuento por qué.
He visto con tristeza en el fútbol más que "ese compartir responsable y consciente" una ENAJENACIÓN , separación de las personas con su realidad.
Por el fútbol, como otros instrumentos enajenantes como la televisión, Internet, fiestas y carnavales, pornografía, etc. las personas como zombis se separan de sus seres queridos y de sus responsabilidades para consigo y con ellos. Y es ahí donde la enajenación unida a las mas baja escala de valores y prioridades hace de los individuos seres dominados por la embriaguez de un pensamiento y pasión que los aleja del mundo real y de los verdaderos afectos.
Enajenados hablan como "Ph.D" del fútbol o de cualquier tema, (por ejemplo: en Colombia en este momento crucial hay muchos Ph.D en politiqueria y embaucadores de mentes ingenuas) olvidando sus responsabilidades parentales, fusionando su mente con el televisor que han comprado dejando sin presupuesto a la canasta familiar, pues alguna cadena de almacén ha ofertado los LCD, plasmas o que se yo. No hay duda que este consumismo irracional hace parte de la alienación social en la que nos ha envuelto el sistema y sus poderosos dueños.
Y sobre el fútbol y la manipulación social, dominación política, control subconsciente habría más que decir. Recomiendo para ello, el post FÚTBOL MECANISMO DE CONTROL SOCIAL del blog El Sendero de Veracruz, que les dará muchas luces al respecto.
Siguiendo mis cavilaciones, por el fútbol se pelea con la esposa, con los hijos, hasta con el vecino. "Y es que yo siento y amo la camiseta" dicen algunos, cuando ¡NO SE AMAN NI A SI MISMOS NI A LOS SUYOS!
Y de la violencia social, las pérdidas humanas y físicos que dejan los partidos de fútbol si que hay evidencia. Hasta los que no son fanáticos han salido lesionados por tal enajenación.
Lloro por mi Colombia, que el próximo 20 de junio necesitará tanta lucidez y consciencia para elegir un Presidente que de cara honesta y transparente al país y fuera de él.
En medio de la Enajenante fuerza del Fútbol que ese día envolverá las mentes con 3 partidos, uno de ellos del Brasil; y las añoradas vacaciones de mitad de año que siempre han sido el oasís de muchos para hacer locha y tomarse sus guaros en soleadas playas colombianas.
Si ésta entrada hiciera un eco en tu consciencia, disfruta el fútbol, sin alejarte de los tuyos, sin alejarte de tu realidad ¡sea cual sea! y ser responsable con ella.
Esto implica SALIR A VOTAR ESTE 20 DE JUNIO CON CONSCIENCIA.
Publicar un comentario