jueves, 9 de mayo de 2013

BORIS CYRULNIK, RESILIENCIA Y MATERNIDAD

Luego del Encuentro Internacional de Resiliencia desarrollado en el Auditorio Ágora de la Facultad de Ciencias Humanas UIS con Boris Cyrulnik entre otros ponentes desarrolló estas cavilaciones compartida con ustedes ahora:
 
1. ¿PUEDE SER LA MATERNIDAD UN PUNTO DE INFLEXIÓN, UN MOMENTO DE VIDA RESILIENTE QUE PERMITA EL REINICIO DE UN NUEVO DESARROLLO AFECTIVO?
 
 
Existen muchas historias donde un embarazo y la llegada de un bebé parecen ser aquella tabla de salvación para quienes ahogándose en un río vital sin sentido encuentran en este evento la aparente motivación para salir adelante...
 
Es posible a mi entender, que aquellos que tengan recursos emocionales particulares puedan ser impulsados hacia adelante en su dinámica vital. Sin embargo, es claro que los procesos resilientes no implican la desaparición de las huellas dejadas por el trauma que  aflorarán muy probablemente ante la demanda que implica para un hombre o una mujer el ejercicio parental.
 
Y existe la otra cara de la moneda, aquella donde la maternidad vulnera la herida sacando a flote todas las sombras y dolores psíquicos precipitando o exacerbando la psicodinámica patológica que podía estar sublimada o reprimida de manera adaptativa en la cotidianidad.
 
2. ¿COMO LOGRAR QUE EL EMBARAZO, EL PARTO Y EL NACIMIENTO DE UN HIJO/A APORTE ELEMENTOS RESILIENTES EN EL BIENESTAR DE LOS PROTAGONISTAS? 
   
Creo sin dudar que la maternidad ( y la paternidad) debe-ría- ser una decisión pensada y sentida por parte de quienes logrando estar gratamente satisfechos en sus vidas y teniendo la posibilidad de compartir de su bienestar (interior y exterior) con un nuevo ser vivo den empoderada y conscientemente tal paso.
 
Una utopía en el mundo de la insensatez, la desconexión, la inconsciencia, la vida llena de placeres sin sentido donde la gran mayoría de adultos somos niños y niñas egocéntricas y con demandas insatisfechas, que dejan al destino y a la imprecisión la decisión de ser padres y madres.
 
Entonces??
 
Mientras la mal llamada Educación Sexual mejora, apuntando a disminuir el analfabetismo emocional que nos apresa podríamos avanzar en atender las recomendaciones dadas por los Organismos Internacionales como la OMS para hacer del embarazo, el parto y el nacimiento de los niños y niñas un momento enriquecido de factores protectores  "resilientes"  para la mujer, los recién nacidos y la familia.
 
 
Otra Utopía, especialmente en Colombia donde solo se presentan reformas a la salud para seguir perjudicando o desatendiendo al pueblo, robando un derecho esencial para hacerlo un jugoso negocio en manos de los inescrupulosos capitalistas que tienen el poder en este país. Véase artículo de Juan Gossain ya con respuesta del Ministro de Salud Alejandro Gaviria. Hay que seguir aún siendo voz...Amanecerá y veremos.  
 
 
Factores Protectores y Resilientes durante el Embarazo.
 
 He escrito sobre ello para el blog de la Fundación Camino Claro e insisto:
 
  • Acompañamiento Preconcepcional
  • Crear conceptos reales y no idealizados de la maternidad. Cre-Ser en sintonía al Crecimiento del nuevo ser que viene al re-encuentro.
  • Forjar caminos de comunicación con el feto durante el proceso gestacional, cantarle, transmitir seguridad, acariciar el vientre, alimentarse adecuadamente, tener actividad física apropiada, evitar cigarrillo, alcohol u otras sustancias adictivas, etc.;
  • Acompañar a  las mujeres  para lograr la vivencia de un parto consciente y libre. Los profesionales de la salud lejos del marketing del miedo deben orientar a las mujeres a vivir el parto como una experiencia sexual y no una enfermedad médica, empoderarlas y no controlarlas ni educarlas con la estrategia del miedo.
  • Los profesionales de la salud deben orientar y educar a las mujeres para que sepan claramente  que los bebés no se sacan, ellos nacen
  • Igualmente informar sin manipulación sobre las  diversas posiciones para parir y sobre la libertad y el derecho que ellas tienen para elegir  cómo parir a sus hijos e hijas;
  • Brindar información e instrucción sobre la importancia de la  lactancia materna  exclusiva y prolongada;
  • Educar sobre las necesidades de los recién nacidos y su atención, etc.
  •  Fomentar grupos de apoyo para familias gestantes y madres gestantes para hacer catarsis de sentimientos y emociones.
  • Educar a los hombres que nacen padres en las tareas de cuidado que son propias de AMBOS GENEROS.

  •    
    Factores Protectores y Resilientes durante el Parto y el Nacimiento.
     
     
    • Asegurar la presencia del padre o la persona que la mujer invite como apoyo emocional durante el trabajo de parto, parto y post parto.
    • Permitir un proceso de trabajo de parto fluido, en movimiento, íntimo y respetuoso de la neuropsicobiología del parto.
    • Respetar los tiempos del nacimiento, evitando la oxitocina sintética la cual está en investigación dado sus implicaciones en las patologías del desarrollo y la personalidad, como también por sus efectos anversos sobre el parto mismo,
    • Permitir el contacto inmediato madre-bebé hasta antes de que se corte el cordón umbilical.
    • Permitir en intimidad ese contacto continuo en la primera hora del nacimiento favoreciendo que el bebé se acople al nuevo ambiente que debe ser cálido, con luz tenue y lejos de ruidos y perturbaciones;
    • Iniciar incluso antes de la salida de la sala de partos,  lugar del expulsivo o sala quirúrgica si hubiese sido cesárea, el amamantamiento para aprovechar el calostro y favorecer la confianza, seguridad, plataforma primal de vinculación afectiva y emocional.
    • Mantener al bebé al lado de la madre, si no ha enfermedad materna que lo impida. No es conveniente separar al bebé de la madre. Toda observación e inspección puede hacerse a su lado o sobre ella.
    • Con el derecho de acompañamiento aún en situaciones de analgesia epidural se asegura el contacto inmediato y el amamantamiento. Es ilógico encontrar aún protocolos hospitalarios que impiden este derecho natural, necesidad y factor resiliente de gran importancia. 
    • La familia nace y se fortalece en la vivencia de esta experiencia común. Por tanto si la mujer así lo desea, que esté rodeada de algunos miembros o la totalidad de su familia. El parto en casa abrirá camino muy seguramente, toda la investigación y la correlación está a su favor.  
    Hay mucho por hacer, por restaurar para brindar factores de protección, factores resilientes que impacten la vida de los seres humanos que construyen presente y tejen futuro.
     
    Y que ciertamente como expuso Boris Cyrulnik, sea la Resiliencia un beneficio secundario de la neurosis individual y colectiva.
     
     
    No podemos seguir impactando la vida humana con la devastadora consecuencia del cortisol impregnado en nuestras células desde el primer latido, desde el primer respiro.
     
    Aunque la Resiliencia puede darse antes de los 120 años de vida tenemos una responsabilidad social en el ejercicio profesional que nos ha convocado. 
     
    Un ejercicio que no solo deja el bolsillo lleno de un salario logrado luego de un mes laboral o una consulta profesional.
     
    Un ejercicio que puede dejar a la humanidad un rumbo diferente si promovemos que  la oxitocina unida al ejercicio de la consciencia despierta sea el abono de un mejor piso para nuestros hijos e hijas.  
     
    Continuaré sembrando mi grano de acción desde mi espacio laboral en Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano http://saludprimalybienesta.wix.com/servicios y también en este blog compartiendo con ustedes para que se unan en esta dinámica de transformación desde el ejercicio de sus propias vidas.
     
    Recuerde que estoy a su disposición para sus eventos formativos y su atención particular.
     
    Buen día o Buena Noche.
     
    Liliana Castro Morato
    Psicóloga, Educadora, Acompañante Perinatal - Doula, Consejera en Lactancia Materna
    Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano
    Contacto: 300 725 3852 Bucaramanga, Colombia.
     

     

     


    Publicar un comentario