martes, 23 de agosto de 2011

SOBRE EXAMENES DE ADMISION EN COLEGIOS PARA NIÑOS Y NIÑAS

Continuando muy inquieta y ocupada en el rumbo de los niños y niñas típicos que presentan discapacidad y/o dificultades especificamente, en sus procesos de alienación adaptación que pueden ser críticas en periodos de  su crecimiento y desarrollo afectando por determinado tiempo  su capacidad de relacionarse, comunicarse o desempeñarse en el área escolar, y sobre cómo son abordados por las Instituciones Educativas como lo mencioné en la entrada anterior; me ocupa ahora los procesos de Admisión que se realizan y que, para estos niños y niñas previamente excluidos supone otra prueba de fuego para su frágil estima y concepto de sí.     

Espero hayan podido apreciar la entrada de Leon Trahtemberg titulada: LOS EXAMENES DE INGRESO A LOS COLEGIOS SON ESPEJOS DEL CREDO EDUCATIVO DE CADA COLEGIO,  la cual comparto al 100% y que me propongo resaltar ahora, acuñando lo que tristemente veo en la realidad que me circunda.

Expone Trahtemberg: "...Pienso que los exámenes de ingreso a los colegios son un espejo del tipo de educación en la que cree esa institución.

Si seleccionan por inteligencia o talento innato, ya sabemos a quién se va a discriminar.

Si seleccionan por aprendizajes entrenables acumulados, ya sabemos cuál será el enfoque de aprendizaje.

Si seleccionan por la capacidad del niño de adaptarse al modelo de evaluación del colegio en lugar de adaptar la evaluación al tipo de niño que les toca evaluar, ya sabemos que en ese colegio no se respetarán las características de personalidad, inteligencias, ritmos de aprendizaje, temperamento, etc. de cada niño, obviando algo tan elemental como el reconocimiento a las diferencias individuales.

Si seleccionan por las características de la familia del postulante, ya sabemos qué tipo de conductas permitidas o censuradas le esperarán al estudiante.

Por otro lado si seleccionan por orden de llegada, o por ser hermanos de otros alumnos o hijos de exalumnos, es decir criterios que no cuestionan en absoluto las características intrínsecas del alumno sino cuestiones de orden extra-alumno, ya podemos preveer que hay espacio para respetar las particularidades de cada alumno.

“Díme cómo es el examen de ingreso del colegio y te diré qué tipo de enfoque usan para su educación” parecería ser un buen resumen.

Este tema merece ser analizado con cuidado por todos aquellos que se dicen educadores. Un niño que “fracasa” en el examen de ingreso a un colegio porque no tiene ciertas capacidades o habilidades que el colegio exige, es un niño que sin entender mucho a qué lo han expuesto sus padres y los colegios que lo evalúan, estará recibiendo el mensaje de su inutilidad desde muy pequeño, acompañado de sentimientos de vergüenza, culpa, rabia y tantos más que sus padres tendrán presentes al modelar su percepción del valor que tiene su hijo como estudiante.

Por su parte, los colegios selectivos bajo esos criterios de habilidades y conocimientos acumulados están evadiendo la responsabilidad de educar a los niños como tales, ya que desde el principio transmiten el mensaje “yo solo quiero a los perfectos. Los que tienen alguna deficiencia no tienen cabida acá”. Eso es algo que todo padre debe tener presente cuando se informa sobre los exámenes de ingreso a los colegios a los que piensa presentar a sus hijos. .."

Algunos de nuestros colegios del Area Metropolitana de Bucaramanga están solicitando previo o anexo a 1) la prueba de admisión académica / cognitiva, 2) la entrevista familiar y 3) la valoración al niño, niña o adolescente del profesional de Psicología de la Institución Educativa documentos como: 4) Copia del observador del estudiante y 5) los informes periodicos académicos de la institución de procedencia.

En algunos casos para la Admisión de Pre Escolares (niños y niñas entre los 2 años a 7 años) estan haciendo 6) "FIESTAS INFANTILES" y es lógico suponer que en ella estarán los Educadores observando las conductas de estos naturales y espóntaneos seres humanos para ..... ( podrían contestar ustedes pues esto me pone la piel de erizo).  Pues si fuese para darles la BIENVENIDA no debiera ser parte de un Proceso de Admisión.

Es lógico decir que dichas pruebas de Admisión no son para Admitir propiamente dicho, sino para Excluir a quienes NO cumplirian como dice Trahtemberg el credo educativo del colegio.

Pero más alla de ello, lo que es inadmitible es que se violen los Derechos de niños y niñas a tener igualdad de oportunidades. Si para la Corte Constitucional se viola el Derecho a la Dignidad Humana, el Derecho a la Intimidad a la persona ADULTA que se le pida por ejemplo, una prueba de maternidad, un examen de VIH para acceder o permanecer en una actividad laboral;

¿cómo es posible que se pida el Observador del alumno (4)  donde se escriben las conductas mayoritariamente inadecuadas - leves y evolutivamente naturales - de niños y niñas como por ejemplo: molesta a su compañero, no dejo dictar la clase de matemáticas, contesto a su profesor, llego tarde al salón de clases, pelió o agredió a su compañero en la buseta escolar, no trajo la tarea, ofendió a la niña del curso y otras vistas como graves;  que emiten pre conceptos y juicios valorativos que dejan sin oportunidad a estos seres en crecimiento y desarrollo?

A esto, se suma la prueba académica que si no llena las expectativas institucionales y la valoración de psicología que como expuse en la entrada anterior no pretende el bienestar del niño o la niña sino la conveniencia institucional que significa: entre menos niños con problemas mejor! 

¿Donde estan los Derechos de los niños y niñas, la aplicación del Decreto 366 sobre INCLUSION EDUCATIVA y la ratificación de Colombia ante la ONU frente a las oportunidades para las personas con discapacidad? o simplemente ¿donde está la comprensión del Desarrollo Evolutivo y el aporte de la Educación en este para hacer de niños y niñas, personas que se sientan útiles y lo sean!?

No solo comparto el consejo de Trahtemberg a los padres y madres:

“Sus hijos pueden tener algunas dificultades para aprobar los exámenes de ingreso a un colegio. Sin embargo, jamás le den a ningún colegio el poder para definir su sentir respecto a sus hijos, ni permitan que su autoestima se modele en función de la opinión que el colegio les trasmita. Cada colegio tiene su sistema de ingreso, evaluación, sus preferencias en el tipo de alumnado, sus políticas internas, y a veces ocurre que nuestros hijos no calzan con las expectativas de ciertos colegios. Jamás asuman a priori que si algo anda mal en esta evaluación es por un fracaso suyo, de su esposo(a) o de sus hijos. Puede ser una debilidad del colegio". 

Acuño nuestro Deber para luchar por los Derechos de niños y niñas, y nuestra responsabilidad para no hacer en casa la misma discriminación Escolar. Pese a la frustración y dolor que se puede sentir en el Ego Adulto, debemos reconfortar, apoyar y fortalecer la estima de nuestros niños y niños ya golpeada desde el seno familiar, y las esferas escolar y social.

Gracias por visitar mi blog,

LILIANA CASTRO MORATO
Psicóloga, Educadora, Doula.
Contacta 3016569997 
Publicar un comentario en la entrada