martes, 2 de noviembre de 2010

Sobre afecto, juego, confianza, destete y autonomía.(1)

"...la teta mía,
¿quieres Woody?
¿quieres Buzz?..
un poquito para ti,
un poquito para ti también
y otro para mi..."




Recordemos que la OMS recomienda: 6 meses de lactancia exclusiva y de forma complementaria MINIMO dos (2) años.

Algunos médicos, pediatras, psiquiatras y psicólogos consideran que "ya no sirve" dar teta luego de los 6 meses de edad, que no alimenta y que solo vuelve niñas/niños caprichosos, malcriados y dependientes.


Como Psicóloga y Madre creo  que la lactancia es una maravillosa oportunidad de vincularse, de aprendizaje mutuo,  guiado por el placer y disposición de la madre.

 
Luego de los 6 meses de edad, el bebé desarrollará progresivamente su lenguaje verbal y podrá interactuar explícitamente con su madre quien a través del juego en el momento del amamantamiento intercambiará emociones facilitando el reconocimiento del otro ( no-yo) como ser independiente a él, con necesidades y sentimientos.

La madre dispuesta,  paciente y consciente aprovechará este momento (como otros de la cotidianidad) para brindar las bases de la adaptación, el bienestar emocional, el goce del dar y recibir.

Las características individuales del niño o la niña, el desarrollo de sus procesos fisiológicos, cognitivos, su autonomía e independencia progresarán casi a la par de la  maduración emocional que permita destetarse, separarse psicológica como cognitivamente.

Piaget habla que solo hasta los 7 años el niño logrará superar la etapa pre operacional logrando entender el punto de vista del otro. A esta edad curiosamente se mudan los dientes de "leche" a los de "hueso" y emocionalmente según algunas teorías están listos para afrontar la separación.

Un niño/a que  ha tenido un apego seguro cimentado entre otras acciones, por la lactancia materna;  podrá separarse tranquilamente de la madre ( de la teta) afrontando adecuadamente las situaciones que le exigen interactuar con otros.


Por lo anterior, no es el destete una recomendación que pueden dar los profesionales de salud. En lo personal no  estoy de acuerdo con el destete unilateral que aconsejan algunos de ellos, pues éste no procura la transición gradual de los procesos internos del cuerpo a la de los órganos de los sentidos sobre la superficie del cuerpo, y de allí a una mayor conciencia sensorial del mundo externo; como lo expuso Margaret Malher.

Les recomiendo leer un artículo de ABCbebe.com donde me entrevistan respecto a ¿Por qué es importante que el destete se de naturalmente?  

Además continuamos aportando frente afecto, juego, confianza, destete y autonomía en la  parte 2.
 
 
Liliana Castro Morato
Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano.
Psicóloga, Educadora, Doula y Consejera para la Lactancia Materna. Acompañamiento Profesional en cada momento vital.
Móvil 300 7253852 
Publicar un comentario