miércoles, 20 de octubre de 2010

UNA MADRE BIEN RODEADA PUEDE OFRECER MEJORES BRAZOS

NIDO DE AMOR: Artículo 13
En todos las entradas de NIDO DE AMOR se ha expuesto con claridad la importancia de dilucidar la propia historia, sumergirnos en el autoconocimiento que permita valientemente enfrentar los fantasmas, sentir con consciencia el dolor de no habernos sentido queridos o valorados, acompañados, comprendidos y aceptados, pues sólo teniéndolo claro podemos valientemente afrontar estos vacíos, entenderlos, aceptarlos y/o elaborarlos; para gratificarnos mucho más con la vida y transmitir libres y sanos sentimientos a nuestros hijos e hijas.
 
Esto es un trabajo personal que en algunos casos requiere acompañamiento psicológico y/o psicoterapia.

Pero estar "bien" rodeado aporta elementos bastante interesantes para que dicho proceso germine y en el caso de ser madre, se logre despertar a tiempo para sembrar menos dolor en los bebés inocentes. Al fin y al cabo, el recién nacido no tiene otro lugar a donde ir sino a los sueños o pesadillas de sus progenitores y quienes lo rodean.
 
 
Estar "bien" rodeada, de la pareja o de la familia propicia un sostenimiento a la madre para que pueda ella, sostener a su hijo e hija.

Dan espera pausada al proceso de adquisición, fortalecimiento o empoderamiento de competencias parentales;  y al esclarecimiento y confrontación de los propios pesares.

La maternidad sin duda alguna necesita ser apoyada pues el embarazo, el parto y la lactancia son eventos de la sexualidad exclusivamente femenina que pueden quizás, precipitar o exacerbar componentes psíquicos instaurados en la primera infancia que ante la demanda y el llanto de un bebé se enfrentan en la resolución positiva o ansiosa de la acción maternal.
 
Nada de represiones, ni de silencios!

Vivir conscientemente el dolor, la ira, la tristeza y los sentimientos que generan malestar, expresarlos permite aceptarlos y elaborarlos para que la Maternidad se abra paso más sanamente. Por ello, una madre bien rodeada puede ofrecer mejores brazos.
 
 
Este acompañamiento, en especial de la Pareja permite tranquilidad, confianza, seguridad que se transmitirán al recién nacido.
 
 
Una madre que recibe apoyo afectivo y social podrá vincularse y lactar a su bebé.

Una sociedad consciente de la importancia de la salud primal construirá escenarios amigables a favor de las madres gestantes y lactantes, a favor de la familia que se gesta, pare y crece.

 
En cada lugar donde veamos una madre, una pareja acompañando a su bebé en el valioso momento de la Lactancia; una sonrisa, una palabra, una motivación, una felicitación aportará de seguro granos de afecto a la nueva humanidad.

Si requiere consejería en lactancia materna u otras áreas de la atención infantil.  Recuerde nuestra página de servicios.



 Liliana Castro Morato
Servicios Profesionales para la Salud Primal  y el Bienestar Humano.
Psicóloga, Educadora, Doula y Consejera para la Lactancia Materna. Acompañamiento Profesional en cada momento vital.
 
 

Publicar un comentario