domingo, 5 de junio de 2011

¡PONTE EN SU PIEL!

He crecido durante más de 36 semanas en una casita cálida y segura,

a pesar de algunas circunstancias que por instantes me sobresaltan,

el pum pum que acompaña mi vida intrauterina me sostiene;

al igual que una bella melodía entonada por alguien que me susurra día a día

y que siento conectada a mi.

Pero esta casita me está quedando pequeña, por lo que pronto decidiré salir.

Espero que el mundo que me espera sea igual de cálido y acogedor, 

por eso trabajaré para encontrarme con el corazón y la voz de quien pronuncia mi nombre.

Esa voz guia mi camino y me ayuda en el descenso;

siento su caminar y su movimiento que estimulan mi deseo de emprender este viaje hacia el exterior. 

El deseo de esa voz es mi deseo.

¡Somos uno, es espléndido!

No tengo miedo pues ese pum pum me brinda seguridad y confío. 

Llegó el momento del encuentro íntimo, 

la voz sabe que voy en camino y confío....


Publicar un comentario