viernes, 13 de agosto de 2010

¡ENCONTRAR LA TERCERA OPCION!

Recuerdo alguna vez haber compartido con unos menores de educación primaria un tema de comunicación que titulaba: "Ni ratón ni dragón, sé tu mismo". Ello refería a ciertos problemas de comunicación de sentimientos y pensamientos que ocasionaban problemas en las relaciones interpersonales.

Los ratones, tímidos personajes que preferían callar y huir sin expresar sus sentimientos y posiciones frente a sucesos, conductas, actitudes de otros que les molestaban. Y los dragones, impulsivos y agresivos personajes que sin mediación alguna decían lo que pensaban no importando momentos, espacios ni sentimientos de los demás.

Pero, ¿cómo ser uno mismo?, la tercera opción dada en dicho mensaje; sin herir al otro por lo que uno piensa o siente, y / o ser manipulado, enajenado, chantajeado. A veces pareciera que encontrar las palabras adecuadas es más difícil de lo que parece para expresar los sentimientos y los pensamientos en especial, cuando están en contra vía de los demás.

Pero el lío, no son las palabras! Para mi, el lío es la relación de éstos lenguajes comunicativos (ratón o dragón) con la valía personal.

Tanto ratones y dragones están inmersos en un grave deterioro o fractura, por llamarlo así; de su autoestima. ¿a qué huimos? ¿de qué nos defendemos? ...Mas que mirar fuera de si, es necesario mirar dentro de nosotros mismos.. allí, esta la respuesta, el camino hacia la tercera opción y el mejoramiento de tus relaciones interpersonales o afectivas.

¿Tu has sido ratón? ¿dragón? ¿ambos?....
Publicar un comentario